Blog
  • Compartir
Araucanía Yarns: La voz de una familia de emprendedores

(Las Últimas Noticias. 6 de julio 2009)

“Nos tiramos a la piscina y nos ha ido bien”

* Toda una serie de sacrificios detrás del éxito de la empresa Araucania Yarns


Dar con un negocio rentable que no esté explotado es algo de lo que Michelle Boisier puede jactarse. Se dedica, junto a su madre, a teñir lanas (oveja, alpaca, entre otras) y a hacerlas llegar a tiendas especializadas para tejedoras fanáticas, en Estados Unidos y Europa.


Su logro, a través de una empresa llamada Araucania Yarns ( www.araucaniayarns.com), también es una historia de potentes cambios laborales. Boisier es arquitecta y dejó un buen sueldo en una empresa minera para tomar las riendas de un negocio que se mostraba incierto y del que no sabía nada. “Yo viví en Canadá un tiempo y conocía el interés de ellos y su cultura. Ellos valoran lo natural, los productos artesanales. Con mi madre vimos que podíamos potenciar su talento para teñir lanas que vendía a una escala pequeña. Le sugerí lanzarnos a probar en mercados extranjeros, en probar suerte afuera, mientras seguía en lo otro. Un día dije basta y dejé todo porque quería un trabajo creativo, donde pudiera tener las riendas. En esto fue clave la ayuda de la mano derecha de mi madre, un tintorero llamado Juan Vargas que nos prestó su casa para trabajar, porque nosotras no teníamos donde hacerlo”.


A pesar del éxito inicial (10 toneladas de producción en el 2002 que se transformarán en 80 este año), la empresa carecía de una estructura organizacional sólida, así como de un control de gestión. Aún así, la fundación Endeavor vio tal potencial en el negocio, que incluso creó una categoría nueva “Promesa”, para dejar amarrada su asesoría y la búsqueda de capitales cuando Boisier pudiera ordenar la casa. “Eso lo conseguimos con la entrada de mi hermano en el 2006. Él es ingeniero y ex gerente de ventas de laboratorios Andrómaco y también dejó su trabajo para entrar en el proyecto. Al final todos dejamos una pega cómoda para tirarnos a la piscina y nos ha ido bien”.