Blog
  • Compartir
“Noto más ganas de que Chile vuelva a una senda de crecimiento”

Christoph Schiess, presidente del directorio de Endeavor

Christoph Schiess, presidente de Endeavor

Pablo Tirado
Innovación
El Mercurio

El también presidente del directorio de Empresas Transoceánica agrega que le gustaría que el país hubiese avanzado más en materia de emprendimiento, pero que “quizás la discusión de los últimos años ha estado un poquito en otros temas y, lamentablemente, se había generado un ambiente de desconfianza, un poco antiempresarial”.

Cuando en noviembre de 2013 Christoph Schiess cumplió 50 años, se puso como meta dedicar gran parte de su tiempo a “temas públicos”, con el propósito de generar un impacto a nivel país. Esa idea se había comenzado a gestar un año antes, cuando abandonó la presidencia ejecutiva del holding Transoceánica, además de varios directorios, para darles más espacio a otros emprendimientos y, en especial, a su trabajo en Endeavor, la red de emprendedores a la que se unió hace cerca de una década y que desde junio pasado preside, en reemplazo de Salvador Said. “El traspaso ha sido sumamente fácil, agradable y coordinado, porque al final, los que somos miembros del directorio estamos interesados en sacar la organización adelante, tener alto impacto y Salvador, que al final terminó estando seis años a la cabeza de Endeavor Chile, realmente hizo un gran trabajo”, comenta Schiess, acompañado de un café cortado en una de las salas de reuniones del moderno y luminoso edificio corporativo de Transoceanica, en Vitacura.

Con 53 años, Schiess está todavía ajustándose a su nuevo cargo. Cuenta que ha pasado estos primeros seis meses estudiando en profundidad algunos asuntos de la organización y que “quizás” por su “tradición alemana” y porque le gusta darles cierta regularidad a los temas, se junta regularmente una vez a la semana con la directora ejecutiva de Endeavor, María de los Ángeles Romo. Su meta más inmediata es que el organismo se pueda seguir posicionando a nivel nacional como un ente líder en materia de emprendimiento. Pero su visión es mucho más ambiciosa; Schiess está convencido de que Chile tiene potencial, de que es posible motivar a más inversionistas a apostar por ideas nuevas y, por lo mismo, su objetivo es que el emprendimiento de alto impacto se valide como un poder transformador para el país.

-¿Qué diagnóstico tiene del estado del ecosistema de innovación y emprendimiento en Chile?

“Personalmente, y también lógicamente lo compartimos en la red, creo que aunque la economía en los últimos años ha estado algo más lenta y decaída, el emprendimiento y la innovación están cayendo en tierra fértil. Ahora claro, uno dice… ‘se puede hacer mucho más’, y en eso estamos”.

“Yo noto que hay un ecosistema que, de alguna forma uno puede decir que es incipiente, pero que sí tiene potencial de crecimiento y hay ganas de crecer. Uno ve, por ejemplo, el programa Start-Up Chile, que ha posicionado de alguna forma a Chile en el mundo como un lugar interesante para venir (…), y veo a una Corfo muy interesada en empujar estas cosas, o el Ministerio de Economía con toda su área de innovación. Se nota un cambio muy interesante”.

-Pese a todos los recursos que se han invertido, el país todavía no logra dar un “gran golpe”. ¿No siente que hay algo que está fallando?

“Claramente, uno desearía que estuviéramos avanzando más rápido y, en ese sentido, quizás la discusión de los últimos años ha estado un poquito en otros temas y, lamentablemente, se había generado un ambiente de desconfianza, un poco antiempresarial. Entonces lo que yo al menos considero súper importante es que nosotros volvamos a tener un enfoque positivo de las cosas, ser optimistas”.

“Todos tenemos que buscar que haya una alianza público-privada más activa, aquí hay que conversar, lo importante es generar consensos y generar confianzas. Yo creo que en Chile hay mucho know how , hay ganas, entonces, a lo menos espero -y vía Endeavor lo vamos a tratar de empujar – estas alianzas público-privadas”.

“Chile puede avanzar más rápido, es verdad que hemos perdido cierto liderazgo en algunos temas, pero aquí estamos a la mitad de la carrera, entonces hay que volver a posicionarse al frente y hay que darle más fuerza y dar un nuevo salto”.

-En el pasado, algunos directivos internacionales de Endeavor han comentado que la gran diferencia que ven en Chile con respecto a otros países es que acá los emprendedores que logran ser exitosos no siempre ayudan a los que están partiendo. ¿Cree que falta un mayor compromiso con los emprendimientos nuevos?

“Sí, creo que hay algo que claramente se puede trabajar, en especial todo esto del capital de riesgo. Aquí no ha tenido tanto éxito, en parte, yo creo, porque somos un país muy ordenado, muy claro, y si un emprendedor o empresario grande pone una ficha en un emprendimiento y ese emprendimiento es exitoso, fantástico. Pero si no lo hace, entonces, de alguna forma, el mercado y los bancos se ponen nerviosos”.

“En ese sentido, creo que hay que aprender que las grandes organizaciones son grandes y que a un emprendimiento hay que darle ciertas ayudas, aunque no todos sean exitosos. Entonces también el mercado tiene que conocer las reglas del juego y aceptarlas”.

“Eso es un tema que quizás en Chile todavía hay que afinarlo, pero no me cabe duda de que es algo que vamos a buscar. Ojalá a lo menos una parte del patrimonio (de los grandes empresarios) se pueda invertir en negocios con mayor riesgo. Una empresa chica tiene también un potencial de crecimiento mucho más alto que una organización establecida y puede tener un impacto no solo económico, sino también social y laboral”.

-¿Cómo ve 2017 en general? ¿Mejor o peor que el 2016?

“Soy un optimista. Creo que los últimos años han sido difíciles en Chile. Un tema, eso sí, que se puede quizás considerar positivo es que, aunque el camino ha sido duro, creo que hoy día los estándares en Chile han subido. Los estándares éticos, en lo contable, en varios temas, cosas que al final son parte de un proceso para llevar al país a ser más desarrollado”.

“Lo que a mí sí me deja optimista para el año 2017 es que de alguna forma los ánimos durante 2016 se han calmado algo, yo noto más ganas de que Chile vuelva a una senda de crecimiento más importante. Nosotros tenemos que recuperar el crecimiento económico, porque al final, esa es la forma como el país se sigue desarrollando, sigue creciendo, un crecimiento con reglas claras”.

“Personalmente, tengo la gran esperanza de que 2017 va a ser un año de menos a más, y espero que nosotros como Endeavor podamos hacer nuestro aporte en esa línea”.

-A nivel de políticas públicas, ¿cree que el sistema está funcionando bien? ¿Promueve el emprendimiento?

“Yo diría que estamos en camino para allá. Claramente, ha habido avances, pero se pueden armar más cosas y para eso el trabajo público-privado puede ser muy importante. Porque lo público tiene que escuchar de los casos prácticos y se pueden hacer mesas de trabajo. Es un tema que debiera seguir fomentándose y lo que tenemos que siempre usar son los buenos ejemplos de otros países y ahí también con la red internacional Endeavor se pueden aprovechar ciertos temas”.

 

Recuadro :
-Gala con el presidente de la red en Santiago, crucero con emprendedores por el sur y foco en family offices , son los planes de Endeavor para 2017
A finales del año pasado, Christoph Schiess delineó la hoja de ruta de Endeavor para 2017. Junto al equipo de la organización decidió, por ejemplo, que como país participarían en cuatro de los cerca de siete paneles de selección internacional (ISP, en inglés) que realizará la red este año, para elegir a los nuevos miembros. “Esperamos llevar entre ocho y diez emprendedores para esa selección. Independiente de eso, lógicamente es importante no solo hacer actividades para consolidar y fomentar la red, sino que también para generar un impacto a nivel nacional”, comenta

En ese sentido, explica que están reactivando el grupo de consejeros de la red -compuesto por Kathleen Barclay, Marcos Büchi, Guillermo Carey, Raúl Ciudad y Fernando Fishmann, entre otros-, para generar ciertos grupos de trabajo y así maximizar el impacto de Endeavor durante 2017. “Ojalá poder transmitir ciertos mensajes que puedan ayudar a que en Chile se desarrollen más la innovación y el emprendimiento y, en ese sentido, aprovecho de mencionar que yo he tenido ya dos reuniones con el ministro de Economía, y ahí en un grupo se están justamente analizando y discutiendo como -con la ayuda de Corfo- seguir fomentando en Chile este ecosistema”.

Más allá de la estrategia macro, el 2017 de Endeavor también estará marcado por dos iniciativas clave. La primera de ellas será una gala que tendrá lugar en abril en el MAC y que reunirá a cerca de 250 personalidades del mundo del emprendimiento en Chile. Se trata de la primera vez que esta iniciativa -habitual en otros de los 22 países en los que opera la red- se realiza en el país, y para conmemorar el acontecimiento contará con la participación de Edgar Bronfman Jr., presidente internacional de Endeavor y ex CEO de Warner Music Group. Bronfman es considerado uno de los ejecutivos más influyentes de la industria de la música y actualmente encabeza el fondo de venture capital Accretive, enfocado en compañías creativas. “Para la gala tenemos especial interés en invitar a family offices porque hoy día sabemos que con el crecimiento del país de los últimos 30 años están saliendo las nuevas generaciones y se están formando muchos family offices, y muchas veces ellos hacen inversiones más financieras, pero también los queremos acercar al mundo del emprendimiento para que quizás un porcentaje de las inversiones las puedan enfocar en empresas de edad temprana. Con eso, nosotros queremos lanzar el concepto de que el emprendimiento de alto impacto sí tiene un poder transformador del país”, enfatiza.

La otra novedad que está preparando la organización para 2017 es un crucero con emprendedores a bordo del “Australis” por los canales del sur: “Va a ser un tema de dos días y lógicamente participa una parte importante de la red Endeavor, pero siempre invitamos también a gente del ecosistema para que haya conversación, para que en conjunto pensemos las ideas, las creemos y las implementemos de la forma más rápida y más optima”, apunta Schiess.

Junto con eso, y tal como lo han hecho en oportunidades anteriores, también van a realizar en Chile el encuentro anual de Endeavor, una actividad de dos días en la que se juntan unas 150 personas para analizar distintos temas y armar networking .

122 emprendedores chilenos han sido seleccionados por la red Endeavor desde 1997. De ellos, 64 permanecen como miembros activos al día de hoy.

10 directores nacionales tiene la red. Además de Schiess, la lista incluye a Enrique Cueto, Jean Paul Luksic, Jorge Errázuriz, Jorge Nazer, José Luis del Río, Juan Enrique Rassmuss, Karina von Baer, Salvador Said y Alan Farcas.

US$ 1.000 millones en ingresos generaron los emprendedores Endeavor el año pasado. Asimismo, han creado 15.692 empleos en Chile.