Blog
  • Compartir
Conquistar México para escalar

CONQUISTAR MÉXICO PARA ESCALAR

Ignacio Canals, emprendedor Endeavor y fundador de Lemontech

Junio, 2019.– Uno de los sueños más grandes al que apuntamos quienes decidimos emprender es alcanzar el alto impacto, y para lograrlo es clave integrar la internacionalización desde un comienzo en nuestro modelo de negocio. Chile es un buen país para emprender, pero aún muy chico, no podemos quedarnos solo con eso.

¿Por dónde partir, a qué país debemos apuntar?

México aparece hoy como una de las mejores alternativas para quienes inician el camino de la internacionalización. ¿Por qué? Como parte de la red Endeavor tuve la oportunidad de participar junto a otros emprendedores en una gira de prospección comercial y tecnológica por ese país, donde pudimos vincularnos con el ecosistema y entender las oportunidades que ofrece.

El tamaño del mercado que alberga alrededor de 130 millones de potenciales clientes y las posibilidades que otorga para entrar posteriormente a Estados Unidos, lo convierte en un lugar que debemos tener en la mira si queremos dar el gran salto. Como ningún proceso está exento de dificultades, es importante entender cómo funciona y conocer ejemplos de otros chilenos antes de lanzarnos a conquistarlo.

México es un país menos centralizado que el nuestro y existen muchas ciudades relevantes a las que podemos acceder. Frente a esta magnitud es clave conocer su cultura en primera persona, instalarse directamente en el lugar en vez de realizar el camino que los emprendedores suelen seguir, que es llegar por medio de un intermediario y luego manejar el negocio desde Chile.

Si estamos lejos de nuestro negocio es difícil que funcione, porque parte del desafío de la internacionalización es entender la cultura y generar redes. Finalmente, el negocio se hace entre personas. Y para eso hay que estar ahí. México cuenta con una cultura amistosa, abierta a extranjeros que hace más fácil el proceso, pero las redes de contacto siguen siendo necesarias, tanto para entender cómo operan, como para saber a qué círculos se puede entrar.

El dinamismo de la cultura, las ventajas comparativas de Chile y el tamaño de los negocios que se pueden concretar, hacen que las puertas que abre este país para muchos de los negocios sean mucho más grandes que las de otras fronteras como Colombia o Perú, donde los esfuerzos de ingreso son parecidos, pero el premio es menor. Existen otros mercados muy atractivos como Brasil, pero está hecho para los brasileros y suele ser mucho más difícil tener acceso.

Los chilenos tenemos una tremenda oportunidad, a diferencia de otras naciones. El nivel de nuestros productos es gratamente valorado por el mercado mexicano y nuestra tecnología compite muy bien en relación con la oferta que existe en América Latina. Debemos aprovecharlo.

Considerando estos puntos y la experiencia que han tenido algunos emprendedores nacionales, entendemos que en México todo proyecto puede ser gigante y que es uno de los mejores mercados para una empresa que nació en Chile.