Blog
  • Compartir
Consejos para trabajar exitosamente desde casa

Marzo, 2020

Para reducir el número de contagios de Coronavirus y de esa manera poder salvar vidas, lo mejor que se puede hacer ahora es permanecer en casa y evitar el contacto físico con otras personas. Si bien esto implica un cambio radical en nuestras rutinas, es bueno saber que el teletrabajo no es un fenómeno nuevo y hay varias empresas que lo vienen implementando desde hace bastante tiempo. Por lo que hoy tenemos la oportunidad de aprender de aquellos que ya tienen experiencia en este ámbito.

Primero, es importante entender que significa el teletrabajo y qué lo caracteriza. La Organización Internacional de Trabajo define el teletrabajo, como una forma de trabajar que se realiza en una ubicación alejada de una oficina central, separando al trabajador del contacto personal con sus colegas.

Para el teletrabajo es esencial el uso de tecnologías que faciliten la comunicación entre los miembros de la empresa, ya que al no estar juntos en un lugar físico determinado, las reuniones son virtuales.

En tiempos de crisis es importante reconocer el lado positivo de los cambios y enfocarse en los beneficios del teletrabajo. Por ejemplo, ofrece la posibilidad de trabajar según horarios flexibles, impulsa el uso y apropiación de nuevas tecnologías y ayuda al medio ambiente, porque ya no es necesario tomar el auto u otros medios de transporte para llegar al trabajo, por lo que se reducen tanto los índices de contaminación como la huella de carbono. Además, se ahorra el costo del transporte y el tiempo por desplazamiento entre hogar y oficina.

Para sacar el mayor provecho al teletrabajo, el siguiente listado indica algunas estrategias útiles para lograr las tareas profesionales exitosamente desde casa:

  1. Definir un horario

Para evitar exceder el tiempo dedicado al trabajo y separar bien el ámbito laboral del ámbito personal, es crucial definir las horas del trabajo y las horas del descanso. Mantener este horario y establecer una rutina diaria ayuda a reducir ansiedad y aumentar la efectividad.

  1. Definir plazos, metas y pautas de trabajo

Como el trabajador mismo es responsable de organizar sus tiempos, deben estar claras las fechas de entrega y metas de trabajo. Por un lado, eso implica que los líderes de equipos definan bien las prioridades en los proyectos; y por otro lado, el equipo debe organizar sus objetivos para el día y la semana, para cumplir con todo lo establecido.

  1. Comunicación con el equipo del trabajo

Una comunicación constante entre los miembros del equipo y reportar los avances a tiempo no solamente es importante para un trabajo presencial, sino también esencial para trabajar productivamente desde casa. Actualmente hay una gran diversidad de programas y aplicaciones que facilitan mantenerse en contacto y coordinarse con los compañeros del trabajo. Entre ellos hay:

1) Softwares de mensajería como Slack y Hangouts, que permiten también crear diferentes salas y compartir archivos.

2) Herramientas de gestión de proyectos como Trello, Asana y Notion, que permiten asignar tareas, organizarse a través de checklists y coordinar al equipo.

3) Plataformas que permiten medir el tiempo de trabajo y de todo el equipo como Harvest y Jiffy.

En general, se recomienda hacer las conferencias online con video, porque gran parte de la comunicación en la vida real también se basa en el lenguaje no verbal.

  1. Definir el espacio para trabajar

La casa normalmente es un lugar para descansar y despejar la mente de los temas del trabajo. Entonces, ¿cómo se puede evitar la distracción trabajando en el espacio privado? Es importante tener un lugar específico en la casa donde trabajar cada día y no combinar el puesto de trabajo con otras actividades como comer o ver televisión. Seguir una rutina laboral en el mismo espacio puede ayudar a poner la mente en el trabajo y evitar combinar las tareas pendientes con lo que hay que hacer en la casa. Además, para sostener las rutinas productivamente, se recomienda buscar un lugar iluminado, cómodo y con privacidad para trabajar.

  1. Tomarse pequeñas pausas

Estando en la oficina, es normal levantarse y tomar un café, ir al baño o conversar con los compañeros de trabajo. Esas pausas son importantes para descansar la mente -aunque sea por muy poco tiempo- y después seguir trabajando con más energía. Por lo tanto, no hay que olvidar tomarse unos minutos de descanso. Como todo el teletrabajo se basa en el uso del computador u otros dispositivos técnicos, es importante descansar la vista de la pantalla al menos cada dos horas. También, se puede aprovechar una pausa para caminar un poco por la casa, estirar los músculos o comer.

  1. Mantener la rutina de autocuidado

Aunque sea tentador, no se debería trabajar con el pijama puesto en ningún lado, tampoco en la propia casa. Eso no significa que haya que usar traje o vestirse de trabajo todos los días, pero es importante mantener la rutina, tanto para el estado de salud como para ponerse mentalmente en modo trabajo. Asimismo, antes de comenzar a trabajar, puede servir mucho establecer ciertos hábitos como practicar yoga, bañarse, leer la prensa, etc. para activarse y realmente estar presente en el trabajo.

  1. Comunicación con las personas con quienes vives

Por último, un consejo para todas/os las/os que no viven solas/os: Hablen con sus parejas, hijos, amigos o familia y dejen claro que están trabajando y que necesitan un espacio de privacidad por ciertas horas al día. Hablando del tema abiertamente, se pueden evitar muchos malentendidos y facilitar la situación para todos los involucrados.

Para terminar, un número optimista que ojalá les ayude a acomodarse mejor al teletrabajo: En un estudio de Stanford resultó que los empleados que trabajaban desde casa eran un 13,5 % más eficientes que los que lo hacían desde la oficina, y los trabajadores que realizaban trabajo remoto estaban un 9% más comprometidos con su empleo que los otros.