Blog
  • Compartir
Continuidad Operacional

¿Qué hago si mi empresa debe seguir funcionando y no puede hacerlo en forma remota?

Desde que se inició la panedemia, un gran número de empresas optó por el teletrabajo e implementó medidas para operar de forma remota. Lo cual, sin duda, es lo más adecuado para disminuir el riesgo de contagio y de esa manera, ayudar a salvar vidas.

Sin embargo, hay sectores productivos en los que esto es imposible. Y muchas veces se trata de compañías que desarrollan o distribuyen productos de primera necesidad, por lo que parar no es una opción. ¿Qué hacer en estos casos?

Para entender mejor la situación en base a experiencias reales, los emprendedores Cristina Navarro de Bioled y Patricio Catalán de Innovex ofrecen algunos consejos sobre el cómo seguir operando efectivamente en esta crisis, teniendo siempre como prioridad uno el bienestar de los trabajadores.

Conoce sus recomendaciones aquí:

Control Sanitario

Al ingresar a la fábrica u oficina, es recomendable controlar la temperatura de los empleados y realizar controles sanitarios, por ejemplo, con exámenes de Covid-19. Patricio Catalán de Innovex explica que “hay empresas que ya emiten pruebas rápidas del virus. Estamos comprando e implementando algunos tests para poder operar”.

Cristina Navarro de Bioled complementa: “Estamos realizando exámenes de Covid-19 a nuestros colaboradores previo a las salidas a terreno” y añade que, junto a eso, han realizado “una campaña interna para que se respeten las medidas de prevención tanto en la empresa, como en sus casas”.

Desinfección

Tanto Bioled como Innovex implementaron medidas de desinfección en sus fábricas y empresas, por ejemplo, desinfectan todas las superficies y lugares donde los empleados pasan las manos, para reducir la carga de contaminación. Además, es necesario incentivar el lavado de manos varias veces al día y sobre todo, al iniciar la jornada. También resaltan la importancia de aumentar la frecuencia de limpieza al interior de la empresa.

Teletrabajo para los grupos de riesgo

Globalmente, se pudo observar que hay personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente de Coronavirus, entre ellos, las personas mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas o con el sistema inmunológico más débil. Estos grupos de riesgo en ningún caso deberían seguir operando en la empresa. Cristina Navarro explica: “Enviamos a teletrabajo a todos quienes realizan labores que pueden ser ejecutadas de esta forma y también a aquellos que forman parte del grupo de mayor riesgo”.

Grupos y turnos de producción

Otra medida importante para prevenir el contagio entre los empleados es la división de trabajadores en grupos y turnos. De esa manera, no se junta físicamente todo el equipo y se puede aumentar la distancia social entre las personas que están operando. Otra ventaja de organizar el trabajo de esta forma es que, si uno de los miembros de un grupo se contagia, se puede hacer seguimiento de la salud de su grupo completo y, al mismo tiempo, habrá otros grupos de producción que pueden seguir operando.

En el caso de empresas con presencia y operación a lo largo del país, esto puede ser considerado una ventaja, ya que las cuarentenas obligatorias varían dependiendo de la comuna. Con el equipo distribuido en diferentes partes del país, es posible mantener la operación en algunas zonas y así, no parar en un 100%.

Planificación

Una crisis como ésta, no se puede enfrentar tomando decisiones espontáneas, sino que hay que planificar exhaustivamente los próximos pasos y proyectar las próximas semanas y meses. Aquí, Cristina Navarro recomienda “que analicen el movimiento y situación de los mercados donde participan, para reducir un poco la incertidumbre y, en base de esa información, ir haciendo planes de corto plazo”.

Por ejemplo, hay que considerar que los flujos de transporte están más bajos que antes y, por lo tanto, el transporte de importaciones se ha vuelto más lento. Además, hay que tomar en cuenta que siempre existe la posibilidad de que en la zona donde uno está operando puede haber cuarentena obligatoria. Para eso, en Bioled están “adelantando la producción en al menos dos semanas, de manera de que si existe cuarentena obligatoria en la zona, al retorno tengamos lista la producción y así no fallamos a nuestros clientes”, dice Cristina.

Comunicación

Para mantener calma en el equipo de trabajo y reducir el nivel de ansiedad e incertidumbre tanto de los empleados como de los clientes, es esencial comunicarse correctamente. La clave aquí es ser transparente con la información y escuchar atentamente las necesidades de clientes, trabajadores, proveedores, etc.

Patricio Catalán recomienda “mantener la comunicación constante con trabajadores, compradores, industrias y proveedores. Así se puede dar respuestas de forma más directa y mejor”, dice. Agrega que la comunicación también es clave para acordar formas de pago y mantener el flujo de caja, algo que “es más importante aún que antes”. Cristina añade la importancia de “transmitir a los grupos de trabajo tranquilidad respecto a su situación laboral y pedirles su colaboración para reducir los riesgos de contagio”.

Estos consejos demuestran que, aunque nadie estaba preparado para esta crisis, igualmente hay maneras de poder seguir funcionando, tomando decisiones bien pensadas e implementando cambios en la forma de trabajar. “Es un desafío seguir operando y tenemos que hacer el mayor esfuerzo posible por cumplir los procedimientos de seguridad para que la industria siga estando sana”, finaliza Patricio Catalán.