Blog
  • Compartir
Emprendedores uruguayos quieren expandirse en Chile de la mano de Endeavor

Hilario Canessa y Raúl Polakof(La Tercera. 28 de junio de 2009)

* Hilario Canessa y Raúl Polakof forman parte de la red Endeavor. Esta semana arribaron a Santiago como parte de una misión de empresarios uruguayos buscando socios locales para crecer. ¿En qué rubros están ellos? Soluciones tecnológicas para minoristas y proveedores, y diseño 3D para arquitectura y publicidad.

Hilario Canessa exporta animación digital con Studio 4D

El hijo mayor de Roberto Canessa -uno de los jugadores de rugby uruguayo que sobrevivió al accidente de los Andes de 1972- fundó Studio 4D junto con Homero Pérez Noble hace tres años. Arrancaron con dos computadores, un cliente y un diagnóstico: el desarrollo de animaciones digitales no era de buena calidad y en la producción había largos tiempos de espera.

El centro de operaciones fue una pieza de la casa paterna que les facilitó Roberto Canessa en Montevideo. Querían exportar representación digital y viajaron al mercado estadounidense, donde visitaron estudios de arquitectura como Smith Group, BBGM y HOK. “Quedaron sorprendidos con la calidad (de la animación), que es cara de pagar en EEUU, pero que en Montevideo es más barata”, cuenta Hilario Canessa.

El primer año se concentraron en clientes uruguayos y en 2007 lograron una representación en Washington. Hoy cuentan con una red comercial en EEUU que aporta el 80% de los clientes y el 70% de las ventas. Además, quieren extender sus operaciones en Latinoamérica y allí miran países como Chile, Ecuador y Perú.

¿Qué venden? Visualización digital: animaciones e imágenes fijas para promociones inmobiliarias; animaciones para publicidad y entornos virtuales interactivos en tiempo real, es decir, “tecnología de videojuego para uso no lúdico, por ejemplo en arquitectura (permite recorrer proyectos por dentro y cambiar desde el piso hasta los muebles) y entrenamiento en industrias de riesgo”, señala Canessa.

Viajan cada tres meses a EEUU, donde ofrecen sus productos a un precio que es un tercio que el de la competencia, con la misma calidad. Así quedaron seleccionados por Endeavor en 2007 y recibieron coaching en las áreas productiva, comercial y en dirección estratégica. Hoy, gracias a la red, se reunieron en Chile con Kitcorp (diseño integral y construcción de retail), con quienes estudian sinergias. Quieren trabajar con el sector inmobiliario, estudios de arquitectura y agencias de publicidad.

Raúl Polakof sistemas inteligentes a pequeños retailers

Raúl Polakof, socio de Scanntech, pretende revolucionar el mercado minorista local, dándoles “a pequeños supermercados y autoservicios los servicios de grandes cadenas”, cuenta. ¿Su negocio? Vender un software de cajas registradoras con escáner. A diferencia de las cajas tradicionales, los tickets de compraventa y facturas de estos locales quedan almacenados en una base de datos y Scanntech comercializa esta información entre los proveedores.

El negocio partió en el departamento donde vivía Polakof y hoy Scanntech cuenta con la mayor base de datos de Uruguay, con cerca de 13 millones de tickets procesados mensualmente en una población de tres millones de habitantes.

Trabajan con más de 1.000 supermercados “de cercanía”, como Norte-Sur, Planeta o Frigo, y proveedores como Unilever, Coca-Cola o Diageo.

La empresa partió hace ocho años, pero al comienzo sólo vendía cajas registradoras. Uno de sus momentos complejos fue la crisis argentina, que la pilló con operaciones en Buenos Aires. “Nos fundimos y decidimos cambiar el negocio. Entramos a la crisis con un negocio y salimos con otro”, cuenta Polakof.

La experiencia de la red Endeavor fue clave en el proceso de transformación, asegura. Fueron seleccionados en 2001 y realizaron tres tour a Silicon Valley, donde se reunieron con los fundadores de Yahoo y Salesforce. El salto cualitativo lo dieron en 2008, al enfocarse en los servicios. Partieron en Montevideo con dos locales adscritos y hoy facturan más de US$ 6 millones al año. Además, tienen operaciones en Brasil (100 locales), Argentina (200 locales) y Chile, países donde quieren seguir creciendo. En Santiago tienen cuatro locales operando hace tres meses. “Nuestros clientes aumentan un 15% sus ventas al año de instalar el sistema”, asegura. Y van por más.

La idea en Chile es alcanzar los 1.000 establecimientos para el año 2011. “Además de Unilever ya estamos hablando con varios proveedores”, adelanta.

Servicio total en las cajas La empresa instala un software que incluye compras, inventarios, stock y tarjetas de puntos.