Blog
  • Compartir
“Endeavor ha sido fundamental tanto para mi crecimiento personal como el de la empresa»

De Puerto Montt al mundo. Así ha sido el crecimiento de ALTO que, desde su creación en 2005 a la fecha, ha vivido un crecimiento exponencial que los hace estar presentes en Chile, Colombia, México, Perú, Ecuador, España y Estados Unidos, países donde esperan seguir consolidándose.

Desde la fundación de la empresa aseguraron en modo irónico, no descansar hasta llegar a Sri Lanka, y de a poco han ido acercándose a ese objetivo, ya que para su fundador en ALTO no hay límites para innovar. Con varias transformaciones en cuanto a su modelo de negocio y forma de ver las cosas, han logrado posicionarse entregando soluciones integrales e innovadoras para prevenir y disminuir los riesgos patrimoniales que afectan a las compañías producto de diversos delitos.

Sin embargo, a raíz de toda la recolección de datos que tenían, el 2014 los clientes les fueron obligando a tomar otros desafíos como meterse en las áreas de operaciones y logística. “Era tanta la información que manejábamos que los mismos clientes nos empujaron a hacernos cargo de otras cosas. Así fuimos abandonando la idea original de persecución penal y nos centramos más en el procesamiento y manejo de la información”, asegura Jorge Nazer, Fundador y presidente de ALTO.

Los primeros 7 años como empresa fueron de mucha recolección de información de distinta naturaleza y con el transcurso del tiempo comenzaron a procesarla y entenderla. Esto los ha hecho actualmente tener un revenue de alrededor del 50% proveniente de propuestas de valor nuevas a la idea original del negocio.

En este proceso de transformación hubo un año clave. El 2007 vivieron un punto de inflexión dentro de la empresa que les permitió generar políticas internas de apostar por la innovación y el desarrollo.

“Sabíamos que nuestro modelo de negocio con el tiempo iba a empezar a perder valor entonces nos obligamos a que alrededor del 20% de los ingresos anuales vengan de cosas nuevas. Nos auto pusimos una cultura de innovación interna que ha sido muy valiosa”, asegura Jorge Nazer que actualmente también forma parte del Directorio de Endeavor.

Si bien en ALTO actualmente cuentan con alrededor de 600 trabajadores, la transformación que han tenido los ha hecho estar más ligados a lo que es la tecnología y la data, core de lo que son en la actualidad, una empresa basada en tecnología que se dedica a la administración de excepciones operacionales para reducir los riesgos de las empresas, a través de la prescripción de acciones simples y efectivas que tienen por objetivo mejorar los resultados financieros.

Dentro de lo que es la data, el foco está puesto en meterse en la captura de cualquier tipo de información para procesarlo y lograr una salida rápida. Es decir, integrarla, analizarla y generar acciones simples que permitan resolver problemas complejos de las empresas y generar eficiencia operacional. Respecto a esto, han ido implementando alternativas novedosas como por ejemplo utilizar las imágenes que la data entrega, analizarla y buscar oportunidades de mejorar para los negocios.

“Dentro de la data hay mucha imagen y en cuanto a la integración de imágenes estamos super fuertes hoy con algoritmos que permiten ir accionando las excepciones de las imágenes. Esto nos ha permitido ser más eficientes en operaciones que no tienen personas a cargo”, comenta Jorge.

Sin embargo, todo proceso de cambio y transformación requiere esfuerzos y en ALTO los han vivido en carne propia. El llegar a EEUU fue una misión compleja ya que tuvieron que enfrentarse a la rigidez del mercado norteamericano, gastarte sumas de dinero mucho más altas de lo que tenían presupuestado y aplicar mecanismos de trabajo a los que no estaban acostumbrados.

“Al llegar a EEUU nos dimos cuenta de que hay que ser un actor relevante para vender. Teníamos que ser capaces de cada cosa que decíamos poder demostrarla a través de KPIs y ROI. Eso lo aprendimos muy bien y lo hemos ido aplicando en LATAM con buenos resultados”, afirma Jorge.

Sin embargo, para Jorge les están “empezando a creer” lo que los ha hecho lograr posicionarse y tener clientes de talla mundial, más de 900 locales en distintas ciudades y tener la ambición de que en el 2021 agarren “mucho vuelo ya que una vez que te adoptan no te sueltan siempre que cumplas con tu propuesta de valor y promesas”, asegura.

ALTO es parte de la red Endeavor desde el 2007. Sobre el rol que ha tenido para su desarrollo Jorge comenta que “Endeavor ha sido fundamental tanto para mi crecimiento personal como el de la empresa. Creer en los valores de Endeavor de retribuir al ecosistema es muy importante. La posibilidad de acompañar a otros gana mucho sentido después de que te acompañaron a ti”, afirma.

Pensando en grande, acompañándose bien, atrayendo constantemente buenos talentos y apostando fuertemente por la innovación desarrollo e impacto social, ALTO espera seguir creciendo y siguiendo su sueño de llegar a todos los rincones del mundo.