Blog
  • Compartir
Financiamiento, uno de los mayores desafíos para el emprendimiento de Alto Impacto

abril 2019

Financiamiento, uno de los mayores desafíos para el emprendimiento de Alto Impacto

Actualmente, en Chile existen inversiones de US$1 millón o US$2 millones por proyecto, pero hay alta escasez de inversiones en capital de riesgo que asciendan los US$3 millones.

Chile se caracteriza por tener un ecosistema emprendedor robusto y de alto potencial, posicionándose en el tercer lugar entre las naciones con mayor actividad emprendedora en etapas iniciales, según el índice Global Entreprenurship Monitor (GEM).

A esto se suman, las cifras de la OCDE, que ubican a Chile como uno de los países con más emprendedores per cápita del mundo, posicionándonos como un importante HUB de innovación y emprendimiento en la región.

Sin embargo, el país presenta importantes desafíos para lograr que los emprendimientos en etapas iniciales logren escalar y convertirse en emprendimientos de alto impacto. Para el presidente de Endeavor Chile, Christoph Schiess, el financiamiento es uno de ellos. “Estamos dando pasos relevantes (…) sin embargo, para alcanzar altos niveles de desarrollo necesitamos que todos nos comprometamos en potenciar la inversión en capital de riesgo”, dijo.

Según el estudio “Emprendimiento en Chile 2019”, actualmente, la actividad emprendedora en Chile genera el 80% del empleo, otorgando dinamismo a la economía y relevando la importancia de poner foco en ella. Frente a esto, Schiess señala que debemos seguir avanzando en la apuesta por quienes lideran los cambios e innovaciones: los emprendedores, insistiendo que “lo que necesitan los emprendimientos que están escalando es justamente capital, y ojalá que sea “capital inteligente” o “smart money”.

Schiess agrega que para impulsar el crecimiento de los emprendimientos que están en un punto de inflexión se necesita una apuesta distinta que signifique correr riesgos. Una de sus propuestas en esa línea es que los Family Offices destinen un porcentaje de su patrimonio a inversión de capital de riesgo, apuntando a un capital inteligente, ya que es mucho más valioso porque los inversionistas se convierten en mentores del emprendimiento, aportando al emprendedor no sólo dinero sino que también conocimiento, apoyo y acompañamiento.

“Es importante generar un ecosistema sólido que empuje a los emprendedores a abrirse a nuevos mercados, involucrar a los inversionistas en este proceso, generar los espacios donde el alto impacto sea una opción real e invitarlos a pensar en grande para que sigan innovando”, concluyó.