Blog
  • Compartir
Premio al espíritu emprendedor

noticia3Michelle Boisier, de Araucanía Yarns, fue distinguida como la Emprendedora Joven 2009 por la Universidad del Desarrollo.

www.lasegunda.com. 9 de abril 2009

X Premio al Espíritu Emprendedor 2009

* Los ganadores de esta versión son: Álvaro Saieh, dueño de CorpGroup en la categoría Consagrado; Michelle Boisier de Araucanía Yarns en la categoría Emergente y Juan Aravena, reciclador primario, en la de Superación de la Pobreza.

La Universidad del Desarrollo (UDD) realizó la X Premiación al Espíritu Emprendedor, organizado por el Centro para el Emprendimiento y la Innovación (CEI), en tres categorías: Emprendedor Senior, Emprendedor Joven y Superación de la Pobreza.

Los integrantes del Consejo Empresarial del CEI fueron los que escogieron entre las 2.500 postulaciones entre Empresarios y ejecutivos, Bancos Comerciales y de Inversión, Universidades, Centros de Estudio, Estudiantes, Líderes de opinión, Ministerios, Alcaldías, entre otros. Los nombres fueron estrictamente evaluados y sopesados, enfocando la mirada en que las trayectorias y emprendimientos de los postulantes constituyeran un claro ejemplo a emitir.

Ganadores en las tres categorías

La Universidad del Desarrollo instauró el Premio al Espíritu Emprendedor en 1999 con el objeto de destacar a aquellos emprendedores que son un ejemplo para las nuevas generaciones. Este año los ganadores en las diferentes categorías son:

Emprendedor Senior: Aquel empresario de reconocida trayectoria que ha demostrado con su esfuerzo, una alta capacidad de creación de empleo y riqueza, especialmente para otros.

En esta categoría, el ganador del año 2009 es Álvaro Saieh, actual dueño de CorpGroup, controladora del Banco CorpBanca y Banco Condell en Chile. Además maneja COPESA, consorcio periodístico que controla los diarios La Tercera, La Hora, La Cuarta, la revista Qué Pasa, y un conjunto de radios.. Es propietario además, de la SMU S.A., controladora de las Cadenas de Supermercados: Unimarc, Deca, Rendic, El Loro, Bryc, Mayorista 10, Euromarket, Las Brujas, Covarrubias, Los Naranjos, Korlaet, Ribeiro, entre otros.

Saieh destacó que la razón es un elemento central en el momento de emprender, pero que no es lo único importante. “La pasión es el motor que mueve a los emprendedores”, recalcó.

Emprendedor Joven: Aquel emprendedor de menos de 35 años que está desarrollando un proyecto de alto potencial y que ha tenido una vida dedicada al emprendimiento. En esta categoría se prefieren a los emprendedores jóvenes de negocios inclusivos.

La ganadora en esta categoría es Michelle Boisier, fundadora y directora ejecutiva de Araucanía Yarns, empresa que surgió en el 2002 y que se ha ganado un espacio como exportadora a Estados Unidos y Europa de diferentes tipos de hilados teñidos a mano.

Los productos tienen un fuerte énfasis en las tradiciones de Chile y ha registrado las marcas “Patagonia” y “Araucanía”.

Boisier, arquitecto de la Universidad del Desarrollo, ya fue galardonada el 2003 con el Premio Joven Emprendedora. En noviembre de 2007 fue seleccionada como Emprendedora Endeavor.

Michelle destacó en su discurso que una visión se puede transformar en un proyecto en concreto, por eso es importantes estar alerta a todas las oportunidades que están en el exterior. “Ideas hay miles y la mayoría son buenas, lo importante es entregarles a éstas un valor agregado y mucha pasión”, manifestó.

Categoría Superación de la pobreza: En ella se reconoce a la persona que a través de su incansable trabajo y dedicación en pro de ideales superiores ha logrado salir adelante partiendo con escasos recursos.

El ganador de esta categoría es Juan Aravena, quien ha dedicado su vida al reciclaje, y hoy lidera el mundo de los recicladores primarios. Es el presidente de la Agrupación de Recolectores de Peñalolén, trabaja como cartonero y ha superado los límites de su oficio siendo hoy un verdadero motor de reciclaje.

Hace sólo dos años recibió un micro crédito de 199 mil pesos de la Municipalidad de Peñalolén y pudo dejar de arrendar un triciclo para comprar uno propio. Ahora ya es parte de una empresa de recolección y acopio junto a 48 de sus colegas, que mueve 320 toneladas de desechos cada mes.

Es dirigente de la agrupación de cartoneros y con su empuje ha logrado profesionalizar a sus colegas. Hoy da charlas de reciclaje en colegios y es invitado a diversas conferencias internacionales vinculadas al tema del reciclaje primario.

Juan conmovió al público con sus palabras. Trabajó desde los 11 años junto a su padre y con el tiempo se dio cuenta que él era capaz de mucho más. Pasó hambre y fue discriminado, sin embargo, nada impidió a que siguiera luchando por salir junto a su familia y entorno de la pobreza.

El sueño de su proyecto de reciclaje se vio más de alguna vez truncado ya sea por problemas municipales y desconfianza por parte de empresas y privados. Siguió solo luchando y peleando por llegar lejos con su trabajo.

Pese a estos obstáculos, Juan hoy en día lidera a 150 mil personas que creen en él y en su proyecto. La próxima inaugurará un centro de reciclajes en La Reina.

El sello de los negocios inclusivos

Este año, dos de los ganadores se destacan por su aporte a los negocios sustentables que benefician a las comunidades de bajos ingresos e incorporan a personas de escasos recursos, contribuyendo con la cadena de valor. Michelle Boisier incluye en la manufactura de sus tejidos a mujeres de escasos recursos y con limitado acceso al mundo laboral. Por su parte, Juan Aravena, dignifica el rol del reciclador e incluye a sus más cercanos en su negocio.

Todos estos negocios inclusivos proponen un nuevo rol para la empresa, bajo una orientación ética diferente donde su rol es crear bienestar para la sociedad, al mismo tiempo que generar riqueza económica.