Blog
  • Compartir
Rodrigo Jordán escalando al éxito en los Negocios

¿ Qué tienen en común escalar una montaña y administrar una empresa? Mucho, a juicio de un montañista y empresario chileno.

Rodrigo Jordán encabezó el primer ascenso exitoso de una expedición chilena al Everest en 1992. Desde entonces también ha escalado el K2, considerada uno de los ascensos más peligrosos del mundo, y ha cruzado las antes inexploradas Montañas Ellsworth en la Antártica.

Pero verlo sólo como un montañista implica pasar por alto gran parte del panorama. Además de enseñar en la Escuela de Administración de la Pontificia Universidad Católica de Chile en Santiago y presidir la Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza, una ONG, es también uno de los fundadores de Vertical, una empresa que ofrece capacitación en liderazgo y habilidades personales para ejecutivos de negocios.

Las semillas de la idea para formar Vertical llegaron a Jordán en el descenso del Everest a medida que él y su equipo reflexionaban sobre lo que habían logrado, cómo habían trabajado en conjunto y -algo crucial- cómo podrían hacerlo mucho mejor en el futuro.

Con certeza las empresas y otras organizaciones podrían beneficiarse al reflexionar sobre experiencias similares, pensó Jordán. A comienzos de la década de los 90, cuando fundó Vertical, la idea de tener a ejecutivos de empresas acampando en un entorno silvestre era una completa novedad y no fue comprendida de manera inmediata por las compañías locales.

Sin embargo, Vertical encontró un público preparado entre la creciente cantidad de empresas multinacionales que estaban abriendo oficinas en Santiago, de las cuales muchos de sus ejecutivos habían experimentado y visto los beneficios de tales cursos en sus países de origen. Los primeros clientes incluyeron a Citibank y 3M, recuerda Jordán.

Desde entonces, el ver a gerentes usando botas de escalada y durmiendo en carpas se ha vuelto mucho más común en los parques nacionales del norte y sur de Chile. “Realmente dimos a luz a toda una nueva industria”, señala Jordán.

A comienzos de este año, Vertical llevó a 40 ejecutivos de VTR, filial de la empresa de telecomunicaciones con sede en Colorado Liberty Global, a escalar el Aconcagua, la cima más alta de América del Sur, mientras que el personal de la farmacéutica local Recalcine viajó con Vertical a escalar el Monte Kilimanjaro en Kenia, la cima más alta de África.

Pero, según Jordán, lo que ha mantenido a Vertical en el primer lugar no han sido aventuras cada vez más extremas, sino una voluntad de ahondar en mayor profundidad en los aspectos sicológicos de la administración de una empresa.

En sus primeros días, el producto de Vertical era bastante simple: una charla motivacional de Jordán, un día de caminata y escalada, y luego un día para analizar lo que los clientes habían aprendido. “Fue extremadamente exitoso y seguimos ofreciéndolo”, destaca Jordán.

Pero hoy en día Vertical coloca más énfasis en el análisis y discusión de cómo las personas y los equipos se comportan, empleando teorías y estructuras de la sociología, sicología y otras áreas para analizar cómo se disponen a lograr sus metas. “Solíamos contratar a montañistas; ahora contratamos sicólogos”, bromea Jordán.

Dado que escalar hasta la cima del Aconcagua podría no ser del gusto de todos o estar al alcance de todos los presupuestos, Vertical también ofrece una gama de experiencias menos ambiciosas.

“Creemos en el aprendizaje empírico; se necesita una experiencia de manera que uno pueda reflexionar sobre ella para ganar conocimientos más profundos, pero esa experiencia no tiene que ser necesariamente una actividad outdoor”, destaca Jordán. También podría ser escribir el guión de una película o armar una obra de teatro, señala, o preparar pan, como hace poco estuvo haciendo el personal del Banco de Chile, el segundo mayor banco del país.

El éxito del negocio refleja un nuevo énfasis en materia de recursos humanos en las empresas de Chile, señala Ana María Bravo, quien fue traída desde la gestión del programa de MBA de la Pontificia Universidad Católica de Chile para encabezar Vertical Consultores, la rama de consultoría de la empresa. “Las empresas chilenas están reconociendo que su gente es un activo valioso (…) y están invirtiendo mucho más en sus equipos ejecutivos”, sostiene.

Si bien los futuros ingenieros, abogados y administradores a menudo salen de la universidad bien dotados con conocimientos y teorías, pueden carecer de las habilidades interpersonales que son vitales para tener éxito en cualquier área de la vida. “Como me dijo una vez un administrador, nos contratan por nuestro conocimiento técnico, pero nos despiden por nuestras habilidades sociales”, explica Bravo.

La reputación de Vertical ahora se ha extendido y la empresa ha formado importante vínculos con algunas de las más prestigiosas escuelas de negocios de Estados Unidos.

Tres veces al año, grupos de 40 a 50 estudiantes de MBA de Wharton School de la Universidad de Pennsylvania vuelan al sur para hacer un curso de una semana sobre toma de decisiones en zonas silvestres de Chile dirigido por Vertical. La empresa también trabaja con el Center for Creative Leadership, un instituto de educación ejecutiva con sede en Carolina del Norte, empleando una evaluación de 360 grados para evaluar ejecutivos.

Un programa outdoor -a Isla de Pascua- organizado por Vertical para lectores de la versión en español de Harvard Business Review, que se edita localmente, incluyó clases de Robert Spich, profesor de cátedra de la Anderson School of Management de la Universidad de California. El próximo año, planean viajar a Costa Rica.

Pero ¿por qué los estudiantes de negocios de Estados Unidos llegan hasta Chile para tener aventuras outdoor? No es que falten parques nacionales en su país.

La posibilidad de pasar una semana ampliando su carrera y teniendo como entorno uno de los muchos paisajes únicos de Chile es un atractivo, lo que no sorprende. “San Pedro de Atacama, la Isla de Pascua, la Antártica, todos son grandes atractivos en Europa y Estados Unidos”, destaca Bravo.

Pero Jordán argumenta que es el énfasis de Vertical en el aprendizaje así como también en la aventura lo que le da una oportunidad frente a sus rivales en Estados Unidos y otras partes de Sudamérica. “Cualquiera puede colocar unas cuantas carpas, pero les gusta que compartamos su filosofía de educación”, afirma.

Reportaje www.businesschile.cl