Blog
  • Compartir
Volver a Emprender

¿Qué gana nuestro país potenciando una cultura del reemprendimiento? Un reciente estudio de la CPC reveló que en Chile sólo el 27% de quienes no han tenido éxito en un primer proyecto de negocios está dispuesto a intentar otro. ¿Qué hacer para superar el estigma del «fracaso» y atreverse una vez más? Responden expertos.

HAY QUE INTENTARLO DE NUEVO

Al revés de lo que se piensa, en negocios innovadores es muy común que los emprendedores no tengan éxito en sus primeros intentos. ¿Por qué? Porque se trata de ideas que por definición implican el riesgo de fracasar. Se calcula que la tasa de éxito de emprendimientos start-up es de alrededor del 30%. Por eso, «reemprender es la oportunidad que deben tener los emprendedores para seguir perseverando en la tarea de crear valor, riqueza y empleos a través de nuevos proyectos, a pesar de los traspiés», afirma Alan Farcas, director de Endeavor.

«FRACASAR» TIENE UN PLUS

Es un hecho comprobado que los emprendedores adquieren mucha experiencia en sus caídas, las que aumentan sus probabilidades de éxito cuando vuelven a crear negocios y que incluso pueden transmitir a otros creadores de empresas. «Un emprendedor que ha fracasado puede convertirse en un excelente tutor de otros», sostiene Gabriel Hidalgo.

RECONSTRUIR LAS REDES

Uno de los efectos más negativos cuando un negocio no tiene éxito es la eventual pérdida de las redes de contactos generadas durante su desarrollo. «Cuando uno fracasa, las redes se pierden y muchos lazos normalmente se destruyen», explica Gabriel Hidalgo, gerente general de Octantis. En este plano, el, trabajo preventivo también es crucial: incluso cuando el negocio va bien, no hay que descuidar ninguna relación que eventualmente pueda tener importancia en caso de fallo.

Si éste ocurre, lo que se debe hacer inmediatamente es «mapear» la red completa y comenzar a reconstruirla por la gente que quedó menos dañada y puede dar una nueva oportunidad.