CARLOS YACONI
  • Compartir
Carlos Yaconi
  • Empresa: Prey
  • Area: Tecnología
  • Empleados: 12
  • Año Selección: 2012
  • Socios: Tomás Pollak
  • Web: www.preyproject.com
  • Twitter: @cyaconi

“El emprendimiento me ha permitido no sólo conocer, trabajar y aprender de muchas personas, sino que también ayudar, inspirar y a veces enseñar a muchas otras. Pero quizás lo que más rescato del emprendimiento, es que me ha permitido ser feliz haciendo lo que me gusta. Para nosotros existe un antes y un después de Endeavor. Lo que hemos avanzado, probablemente nunca lo hubiésemos logrado solos”.

Cuando Carlos Yaconi fue a postular a la Universidad iba convencido que su futuro era la Ingeniería Civil Industrial, sin embargo, una vez que llegó a la Universidad Diego Portales para inscribirse, descubrió que existía la carrera Ingeniería Civil Informática. Sin pensarlo dos veces cambió de opción en ese momento, y hoy al mirar para atrás sigue convencido que fue la mejor decisión que pudo haber tomado.

Carlos desde siempre tuvo la intención de emprender, y después de un par de años trabajando como empleado, decidió lanzarse con su primera aventura: Nectia, una empresa de desarrollo de software a medida para bancos, compañías de seguros y retail. Tras un par de años de rápido crecimiento, comienza a desarrollar junto a sus socios algunos “spin-offs” de empresas relacionadas, encargadas de ofrecer servicios complementarios a Nectia, como por ejemplo BizWare, una empresa proveedora de servicios de administración y gestión de base de datos e infraestructura. A la fecha ya han nacido cuatro spin-offs a partir de  Nectia, empresas de las cuales Carlos sigue siendo socio y parte de sus directorios.

El inicio de la relación de Carlos con Prey nace el año 2009, cuando conoció a Tomás Pollak en la conferencia de I/O de Google en San Francisco, instancia en la que Tomás le comentó de su nuevo experimento llamado “Prey”. Carlos, con su espíritu emprendedor y luego de varias conversaciones con Tomás, decidió tomar el riesgo de dedicarse completamente a este software anti-robos, y en conjunto a Tomás desarrollar Prey y convertirlo en un proyecto rentable de escala mundial. Una apuesta arriesgada considerando que debía mantener a una familia con tres hijos. Sin embargo, no se equivocó. Juntos se trasladaron a una pequeña oficina y a fines de año Prey ya estaba disponible para los sistemas operativos más populares.

Prey es un software anti-robos que protege y ayuda a localizar computadores y teléfonos de forma remota, simple y rápida. Tras recibir la señal de activación, Prey comienza a enviar reportes con información del dispositivo, incluyendo las coordenadas exactas de su ubicación, una captura del escritorio en uso, e incluso una fotografía del ladrón en caso que posea una webcam incorporada.

Hoy en día, Prey funciona con un modelo freemium. La compañía ofrece un plan básico gratuito que cubre hasta tres dispositivos; y además, cinco planes pagados, conocidas como “cuentas Pro”, que protegen a entre 3 y 500 dispositivos.