Blog
  • Compartir
WholeMeaning: una solución “need to have” para las empresas

“Desde chicos siempre tuvimos ese bichito de que alguna empresa íbamos a hacer juntos”. Con esa ilusión que tenían desde el colegio Alejandro Feuereisen y Juan José Besa, fundadores de WholeMeaning y primos, fueron trabajando hasta conseguir lo que son hoy, una solución para aumentar la productividad, eficiencia y felicidad de equipos de trabajo.

Todo comenzó en la universidad cuando se decidieron por emprender por primera vez con la idea de hacer cafés ambulantes, proyecto al cual le dedicaron tiempo, ganas y plata y fue “un cacho logístico” en el que no les fue bien.

Pasaron algunos años para que volvieran a pensar en emprender. A raíz de una idea de la señora de Alejandro, se motivaron nuevamente, pero esta vez en el área tecnológica. Comenzaron a investigar y coincidió de que a Juan José lo mandaron por un ramo de la universidad a hacer una consultoría en el área de soporte de post venta de un banco donde identificó que la empresa recibía miles de llamado que no gestionaban bien y para analizarlos era inviable hacerlo manualmente.

“Le digo a Juan José, que dado que él es ingeniero civil y cacha de computación porque no habla con sus profesores de universidad para ver si podemos hacer algo y así terminamos armando un software que lee texto, muy avanzado para la época y que aún lo sigue siendo”, asegura Alejandro, Director Ejecutivo de WholeMeaning.

Con el software creado comenzaron a preguntarse “ya, tenemos esto y ahora, le dedicamos tiempo o no”. Fue ahí donde Alejandro que trabajaba en ese entonces en el área de innovación de ALTO, empresa del Emprendedor Endeavor Jorge Nazer, le comentó la idea y Jorge decidió financiarlos con los primeros 300 mil dólares para el proyecto. “Empezamos a desarrollar esto, pero la cuestión era que teníamos una super buena solución, pero no sabíamos muy bien para qué” comenta entre risas Alejandro.

Con las dudas que tenían sobre qué hacer, entre 2012 y 2018 se enfocaron en hacer consultorías sobre IA hasta que un cliente les comentó que tenía un problema con la satisfacción de sus clientes que decían que no respondían los mails.

Ante esto, enchufaron el software y se dieron cuenta de que no era solo ese el problema, si no que la empresa dejaba el 40% de las oportunidades de negocio sin responder, de que el 80% de las intenciones de fuga no eran retenidas, entre otros.

“Creamos un semáforo que les dice la prioridad de las tareas. Lo instalamos en una muestra de ejecutivos y logramos que subieran su NPS significativamente, que respondieran el 100% de sus oportunidades de negocio, y que subieran en la satisfacción de clientes y productividad de esos ejecutivos por 3. Partimos con una muestra de 30 y terminamos en 750”, asegura Alejandro.

Fue ahí donde descubrieron que tenían una oportunidad de escalar su negocio, ya que encontraron finalmente el para qué de su software y de que era una solución need to have para sus clientes.

De ahí en más WholeMeaning no ha parado de crecer entregando servicios de priorización, automatización, conexión a softwares de ventas, postventas, creación de ticket automáticos, entre otros, siempre teniendo como foco que cada conversación entre las empresas y sus clientes genere valor para la sociedad.

Sobre cómo los pilló la pandemia, Alejandro asegura que “sobrevivieron bien”, ya que se anticiparon en tomar medidas creando un plan de acción super robusto que les permitió tener caja suficiente para seguir trabajando.

Pese a que fue un año complejo, para WholeMeaning la adaptación al trabajo a distancia no fue un problema mayor y les permitió ser más productivos y eficientes, ya que el equipo según Alejandro “se ha comportado de forma increíble, han estado muy camiseteados y con una disposición de hacer las cosas tremenda”.

Para Alejandro esta predisposición del equipo si bien “ha sido desgastante de llevar debido al contexto actual”, les ha permitido como empresa “crecer el doble siendo la misma cantidad de personas que a inicios de 2020, lo que demuestra la capacidad del equipo”.

En WholeMeaning la innovación es muy valorada y por lo mismo están constantemente en búsqueda de ideas que permitan fomentarla. Actualmente entre otras cosas, están pensando en cómo hacer una oficina más móvil para que la gente que quiera estar en movimiento tenga la posibilidad de hacerlo para así adecuarse a la nueva realidad laboral que hay y habrá post pandemia.

Sobre el valor de pertenecer a Endeavor, para Juan José, “ha sido fundamental para poder pensar más allá y profesionalizar la empresa. El acceso a mentores y experiencias ha sido vital para poder avanzar como organización y poder encontrar las mejores soluciones para llevar a WholeMeaning al próximo nivel”.

Bajo sus pilares de pasión, motivación y adaptabilidad, desde WholeMeaning esperan seguir creciendo con la ambición de para el 2022 llegar a ser 4 veces más grandes y poder conquistar mercados como el de EEUU a través de su sello característico de energía y motivación.

Conoce más de ellos en https://www.wholemeaning.com/home-2/