Oportunidades para las organizaciones en tiempos de pandemia

Mucho se ha dicho respecto a los impactos de la crisis sanitaria que nos afecta, considerando que claramente más del 50% de la población se enfrenta a una situación de esta envergadura por primera vez en su vida. Los efectos negativos inmediatos y futuros son bastante evidentes en todos los ámbitos; sin embargo, como cada crisis registrada en la historia, ésta obliga a las personas a desplegar su máximo potencial creativo y, sobre todo, adaptativo.

A continuación, Sergio López, Emprendedor Endeavor y fundador y CEO de Proactiveoffice entrega algunas recomendaciones importantes para las organizaciones en tiempos de pandemia: 

  • Ubicuidad:  Quedó demostrado que casi todas las actividades –intelectuales y de gestión– entre personas son viables de ser ejecutadas en forma remota desde cualquier parte, rompiendo así paradigmas instaurados hace siglos, basados principalmente en la desconfianza respecto de la capacidad de coordinarse. Acá, la gestión basada en objetivos ha tomado un rol fundamental, migrando hacia estructuras matriciales, desarrollándose nuevas formas de valorización profesional, donde las competencias basadas en el orden, la prolijidad y principalmente la autogestión y conciencia laboral para cumplir con los objetivos planteados en los plazos más breves posibles, definen la nueva vara con que los profesionales son evaluados y valorados.
  • Digitalización: La paulatina transformación digital iniciada en los 80, impulsada el 2000 y aún en curso en pleno 2020, no dejó opción para seguir dudando ni esperando a quienes no estuvieran dispuestos a implementar los cambios tecnológicos mínimos necesarios para seguir operando. La tecnología logra evidenciar el valor de las plataformas digitales para procesos de selección de iniciativas, asignación de capital, evaluación, adjudicación, planificación, ejecución, control y cierre de proyectos y contratos en entornos colaborativos y digitalizados de manera integrada. Adicionalmente, para los stakeholders y directores, un entorno digitalizado ofrece un potencial infinito de generación de reportería a todo nivel, sea éste directivo, ejecutivo u operacional, lo que sumado a las posibilidades que ofrecen las ciencias de datos, el Machine Learning y la inteligencia artificial agregan una nueva y atractiva dimensión orientada a explotar datos cotidianos para construir estadísticas y algoritmos analíticos capaces de predecir tendencias y tomar acciones en pro de los objetivos corporativos.
  • Orden y reorganización: Este nuevo contexto ha generado la necesidad de ordenar y reorganizarse para poder seguir produciendo; si bien en la mayoría de los casos ya se contaba con avances en este sentido, la pandemia ha generado la oportunidad única de no ofrecer alternativas; bajando de esta forma a niveles mínimos el factor más duro y responsable muchas veces del progreso: la riesgosa “resistencia al cambio”. La administración de portafolios y carteras numerosas, si ya eran difíciles de gestionar manualmente de manera presencial, en esta nueva realidad remota se vuelve casi imposible. Principalmente por que los entornos colaborativos basados en estructuras metodológicamente ordenadas, digitalizadas y trazables proporcionan valiosos aportes facilitando los ciclos de vida productivos desde la captura de datos directamente desde su origen con la implementación de IoT (Sensorización e Internet de las cosas), Aplicaciones móviles, video analítica, entre otras.

  • Centralización: Nunca fue tan importante disponer de repositorios centralizados de información fidedigna y actualizada para articular el trabajo colaborativo y de diferentes ámbitos. Las posibilidades que ofrece tener unificadas tanto las versiones finales, originales y aprobadas de los proyectos de cualquier organización pueden ser sumamente relevantes al tomar decisiones. Bajo este tipo de escenario, la centralización se podría decir que es el driver de base para montar un entorno de colaboración entre miembros de un mismo equipo y colaboradores de áreas distintas e, incluso, externos a una organización mandante. Sin embargo, es importante considerar factores críticos de seguridad de la información y controles de acceso diferenciados para los usuarios, roles y funcionalidades ya que sin estos aspectos bien controlados, cualquier implementación se vuelve inviable, aún con una crisis de magnitud global.
  • Optimización: Siempre es clave para cualquier empresa ser conscientes de que las ventajas competitivas hacen la diferencia y garantizan continuidad y liderazgo en cualquier mercado. En este ámbito, cada optimización basada en la digitalización, además de simplificar y ganar valor en los procesos, se convierte en una fuente de captura de datos muy relevante ya que da la posibilidad de crear las condiciones para la posterior entrada en juego de las ciencias de datos, facilitando todo tipo de análisis basados, por ejemplo, en machine learning e inteligencia artificial.
  • Productividad: El santo grial de las compañías exitosas en algunos casos se está viendo favorecido con estas nuevas condiciones de operación remota dependiendo eso sí, del tipo de propuesta de valor de cada organización. Desde nuestra región, enfrentamos grandes desafíos relacionados con este factor productivo, pues aún esté pendiente cambiar –o al menos equilibrar– nuestra matriz productiva, llevándola desde una extractivista a otra basada en el conocimiento y la construcción de valor agregado. Hay ejemplos concretos en cada país de la región de empresas que han logrado construir, empaquetar y escalar sus ofertas a los mercados globales y cada una de ellas ha tenido como factor común un estricto y ambicioso foco en la productividad; claramente, esto es una señal que hay que tomar en cuenta.
  • Cercanía y humanidad:  Es importante que las jefaturas estén preocupadas de estar en contacto con sus colaboradores, de manera más recurrente, convocando a instancias de conversación individuales y grupales, no sólo para coordinar quehaceres laborales, sino dando espacio para tener conversaciones más humanas que mantengan los lazos de compromiso empatizando y valorando las mejoras en la calidad de vida de las personas por el hecho de poder desempeñarse profesionalmente desde sus hogares. En este ámbito, la oportunidad de construir nuevas formas de liderazgo es única y evidente. No hay que dejar pasar la oportunidad de fortalecerse y ayudar a otros en el camino, aportando con los talentos propios y contribuyendo al crecimiento de empresas que ojalá consideren el triple impacto (Social, Ambiental y Económico) como un horizonte hacia donde caminar.

Ciberseguridad

La pandemia ha significado distintos desafíos a nivel económico, sanitario y social para las organizaciones, independiente del país de donde provengan. Las restricciones de movilidad y las medidas adoptadas para afrontar la situación han provocado un cambio cultural en cómo hacer las cosas. 

La población está cada vez más conectada -62% a nivel mundial y 72% en América Latina- y en contacto con millones de dispositivos y sensores conectados a Internet -41 mil millones para 2025-, por lo que se requieren sistemas robustos y estrategias de ciberseguridad para salvaguardar la información, datos, sistemas y credibilidad ante los usuarios y clientes.

Dentro de estos cambios, el trabajo a distancia es una realidad que ha llegado para quedarse. Esta “nueva” modalidad de trabajar a forzado a muchas empresas a adaptarse y ver a esta como la única opción para mantener la continuidad de los negocios. 

Bajo este contexto, más que nunca se hace necesario que las organizaciones cuenten con una protección adecuada de sus equipos. Los temas de los directorios de las empresas ahora además de incluir los negocios deben incluir la seguridad ya que con el trabajo remoto se han abierto nuevos espacios de ataque y amenazas

Según la naturaleza de cada empresa y del sector del cual se esté hablando, una compañía está expuesta a su propio conjunto de riesgos cibernéticos. Las instituciones financieras y el sector de salud están más expuestos en términos de amenazas, no sólo por los recursos que administran sino por la sensibilidad de los datos, con enormes pérdidas económicas, de integridad y reputación.

Sin embargo, no son los únicos que están expuesto a ciberataques. Desde Endeavor México, realizaron un estudio llamado “La ciberseguridad en Latinoamérica: conoce el panorama de la industria y las startups que la conforman”, donde explican el panorama general y las consecuencias por ejemplo en costos, que significa para cada industria no tener implementado un plan de seguridad. 

Por su parte, la consultora Gartner, en su estudio “Supere la escasez de habilidades en ciberseguridad”, explica que la seguridad como servicio proporcionado por conocedores del tema está en camino de superar las implementaciones locales en cada empresa. Esto genera enormes beneficios en términos de costos y recursos para las organizaciones ya que pueden confiar más en la experiencia de los expertos en ciberseguridad sin la necesidad de hacer una inversión considerable en infraestructura y personal propio dedicado a esas funciones. 

Si bien se está avanzando en inversión, los especialistas y desarrolladores coinciden en que América Latina es un mercado que destaca por su frágil infraestructura de ciberseguridad ya que, en 2016, la región sólo generó 7.9% de los ingresos globales en el mercado de la ciberseguridad, a pesar de una mayor incidencia de ciberata

El estudio de Endeavor México analizó los emprendimientos del sector de e-commerce y Fintech debido a su crecimiento actual, y que son un objetivo importante para los ciberataques, ya que por la naturaleza de su modelo de negocio manejan información confidencial, transacciones y patrimonio de sus clientes.

Algunos de los resultados que arrojó el estudio fueron los siguientes: 

  • Solo el 1% de los emprendedores cuenta con un especialista en ciberseguridad con el perfil adecuado y estudios en la disciplina.
  • Sólo el 18% de los emprendimientos recurre a una empresa especializada en seguridad informática, mientras que 59% utiliza personal propio dentro del área de TI.
  • El 65% de los emprendedores destina tan sólo entre 1 y 5% de su presupuesto total a la ciberseguridad.

Una de las cosas que más se observa en América Latina es un desarrollo limitado de software y soluciones para la seguridad, y la adopción de tecnologías ya existentes en el mercado. Lo anterior abre la oportunidad para que las startups y los emprendedores adapten las mejores soluciones de ciberseguridad al contexto local. 

En este sentido, no cabe duda de que la ciberseguridad deberá ser uno de los temas prioritarios de todas las empresas en 2021, ya que la ciberdelincuencia está en plena expansión y su impacto en el negocio puede ser determinante. De hecho, solo en 2019, los delitos informáticos ocasionaron pérdidas superiores al 1% del PIB mundial.

Como en el resto del mundo, se espera que la adopción de tecnologías y soluciones de ciberseguridad crezca acompañada de una mayor adopción de Internet entre los países de América Latina. Este crecimiento de la conectividad, y la expansión de los dispositivos móviles, ha aumentado el riesgo de vulnerabilidad de los datos, lo que hace que la ciberseguridad sea una parte integral de todas las organizaciones, empresas, gobiernos, hogares e individuos en la región y un desafío que las organizaciones deberán afrontar. 

Design Thinking: cómo estimular la creatividad en tu empresa

El contexto actual se caracteriza por ofrecer a las organizaciones múltiples retos. Las transformaciones y los cambios que se están produciendo a todo nivel, marcarán un antes y un después en nuestro entorno y se verá la relevancia de diferentes competencias, tales como la capacidad de aprendizaje, la flexibilidad, la resiliencia, la creatividad y el pensamiento crítico, entre otras. 

Para este gran desafío por el cual están pasando las empresas, hacerse las preguntas correctas se ha vuelto fundamental y a menudo determina el éxito de los nuevos productos o servicios que estén desarrollando.

En tiempos donde ya nada es constante, los negocios tienen que ver con cómo se predice el futuro. Son cambios culturales y desafíos tanto para los diseñadores como para las organizaciones, que tienen que buscar formas de cómo utilizar la innovación como un aliado al servicio de la transformación.

Una metodología que facilita la solución de problemas, de diseño, y desarrollo de productos o servicios es el Design Thinking. Este método es muy eficaz para conseguir ideas innovadoras que conquisten el mercado, siempre teniendo a las personas como el centro de atención. 

Para Josefina Cox, publicista y Voluntaria Endeavor, “siempre es difícil darle estructura a un proceso creativo, ya que es algo subjetivo en esencia, pero existen muchas herramientas, una de ellas el design thinking, que buscan encausar las ideas ayudando a todos a ser creativos en su disciplina, sea cual sea”, asegura la Directora de Estrategia en FutureBrand.

Para ser unos buenos Pensadores de Diseño, se debe ser capaz de co-crear y no tener miedo a equivocarse, explotando las ideas para crear soluciones nuevas ya que definitivamente estamos en una era donde el diseño es muy relevante. 

Algunos de los puntos clave a tener en consideración para hacer un buen Design Thinking son los siguientes: 

  • Comprender y empatizar. Hay que comprender y definir el problema o desafío lo máximo posible. En esta fase hay que analizar, pero sobre todo preguntarse. Para ello es vital realizar un estudio de mercado para conocer cómo es el cliente potencial. Se debe conseguir empatizar con el usuario y con su entorno, ya que las necesidades humanas son el punto de partida de la metodología. 
  • Definir. Teniendo claro qué esperan encontrar los posibles clientes en los productos o servicios, es necesario definir qué podemos darles. Aunque hay que centrarse en que obtengan la mayor satisfacción posible, no siempre será factible cumplir con todas sus expectativas. En esta etapa se trata de visualizar el futuro, siempre teniendo claro que la rentabilidad del negocio es vital. 
  • Idear. No hay que desechar ninguna idea y no se debe juzgar tempranamente, todas las opciones son válidas a la hora de crear una buena estrategia que dé como resultado un buen producto o servicio. Se debe siempre mantener el foco en el problema a resolver y es conveniente estudiar todas las alternativas para quedarse con las más adecuadas. 
  • Prototipar.  Es uno de los pasos más importantes del proceso, que consiste en construir lo más rápido posible el producto o servicio. El prototipo es la fase que mejor se entiende y ayuda a que se comprenda la aportación del diseño a la innovación. La experimentación es la guía principal de una organización creativa y así, esta etapa es la mejor herramienta de venta y comunicación del proyecto, además de ser un buen proceso de aprendizaje para la organización.

“Hoy las cosas cambian más ágilmente, por lo tanto, revisar los procesos, servicios y experiencias es algo que se debe hacer habitualmente al interior de las empresas. Con esto no me refiero que deben cambiar el modelo de negocios constantemente, pero sí que deben revisar cómo están como marca para poder ir mejorando la experiencia que estás entregando”, comenta Josefina. 

Cambiar el mundo es lo que se proponen las empresas que basan su estrategia en “hacer” las cosas de una forma diferente. Muchos emprendedores que basan sus negocios en la responsabilidad social son pensadores de diseño que han situado a la persona en el centro de su proyecto. Se debe tener en cuenta que para tener innovación más éxito, la clave está en los mecanismos de integración y la importancia de elegir una metodología acorde a la cultura que se tenga para darle consistencia y seguimiento a las formas como se desarrollan las nuevas cosas.

¿Qué son las mentorías y cómo aprovecharlas de la mejor manera?

Las mentorías son oportunidades únicas de aprendizaje. De acuerdo con el perfil del mentor que se tenga, se pueden proponer preguntas vinculadas a lo que se quiere aprender como emprendedor y lo que se quiere llevar de esa mentoría. Hay que tener en cuenta que el mentor te está regalando ese tiempo y que esa mentoría también tiene que ser una fuente de aprendizaje para el/la mentora.

A continuación, Diego noriega entrega 4 tips relevantes para tener mentorías de valor:

1. Preparar la mentoría:

📌 Tema:

Tienes que saber muy bien que es lo que quieres solucionar frente a cuál problema. Pregúntate una y mil veces si el tema es lo más importante del valor que quieres de la mentoría.

📌 Tiempos:

Debes tener en tu cabeza cual es el tiempo que tiene el mentor para ti y en función de eso acomodarte. ¿Qué puede aprender el emprendedor? Ojo con los tiempos de tu pitch, por eso pregunta antes de comenzar el tiempo con que cuenta el mentor para esa mentoría.

📌 Preguntas:

Organiza muy bien las preguntas claves que tienes para solucionar tu problema. Escribe las preguntas y revísalas con tu equipo de trabajo para ver qué otras preguntas de valor se pueden hacer.

📌 Roles:

Si vas con alguien más de tu equipo, organicen los roles que van a tener. Quién hace las preguntas en la mentoría, quién escribe el feedback del mentor, quién lleva el tiempo de la mentoría. Esta última función de llevar los tiempos de la mentoría es más importante de lo que parece. Ten en cuenta que el nivel de adrenalina te puede engañar y hacer perder noción del tiempo. 

📌 Grabación:

Pregúntale al mentor si no le molesta grabar la mentoría. Se aprende un 30% más de volver a escuchar las mentorías. 

2. Valor de la mentoría para mentee y mentor:

🎯 Valor de la mentoría para el emprendedor: Con una buena preparación, el emprendedor tiene que encontrar mucho valor en la mentoría. Este es el objetivo principal y para ello, fíjate todos los puntos sobre la preparación de la mentoría en el punto anterior. Pero a veces no se aprovecha al máximo el valor de la mentoría porque es unidireccional y el mentor no le ve valor.

🎯 Valor de la mentoría para el mentor:

Ya hablamos de la importancia de tener muy en claro los tiempos de la mentoría y que la conversación pretende tener dos o más participantes, hacer tus preguntas, etc. Pero también tienes que dejar que el mentor exprese su opinión y mantente enfocado en los temas a discutir durante toda la sesión.

3. Proceso de mentoría: 

La mentoría tiene un proceso de al menos estos pasos:

☑ Introducción de la mentoría
☑ Preguntas de la mentoría
☑ Ida y vuelta con el mentor
☑ Conclusiones de la mentoría
☑ Tareas a realizar por el emprendedor
☑ Agendar próxima mentoría

Durante todo el proceso tenemos que tomar anotaciones. De hecho, deberías tener una hoja impresa o un documento abierto con toda la preparación de la mentoría para que facilite el proceso. Aquí algunos tips más al respecto:

📌 Pon una o dos palabras que luego que te refresque toda la mentoría,

📌 Siempre tengo un cuaderno a la mano por más que tenga un computador. Allí

anoto todas las ideas. Y esto lo hago por más que tenga un compañero que esté

tomando anotaciones de la mentoría.

📌 Anotar las tareas y To Dos que quedan del lado del emprendedor.

📌 Volver a leer pensamientos que tengo a lo largo del día, al final puedo leer y

acordarme exactamente la estructura que quiero desarrollar.

📌 Ayuda a obtener un mayor enfoque y poder tener constantemente una rutina de

bajar las ideas en papel.

4. Trabajo post mentoría hasta nueva mentoría con tu mentor:

Date el tiempo luego de que finalice la mentoría para quedarte con tareas sobre las cuales tienes que accionar y comentarle al mentor sobre tu evolución para que él, a su vez, pueda sentirse emocionado de cómo respondes. El mentor tiene que sentir que sirve su tiempo, que lo valoras, que has aprendido. Dale luz a todas esas cuestiones para que el mentor sienta que está generándote valor.

¿Tienes mentalidad Growth como emprendedor?

El Growth, es una palabra que cada vez venimos escuchando más en el ecosistema emprendedor, vemos cómo ese cambio de mindset permitirá contar con mejores estrategias y enfrentar los desafíos de una mejor manera, pero entonces, ¿Qué es growth? Diego Noriega lo explica en la siguiente nota.

La palabra growth, más que un objetivo o estrategia es una mentalidad en donde cada uno de los miembros de los equipos de trabajo deben estar alineados bajo la generación y ejecución de nuevas ideas para escalar juntos. Dentro de los emprendimientos, anteriormente se tenía un pensamiento estático, en el que se accionaba bajo los mismos modelos y estructuras. 

Ahora, el nuevo modelo de growth, bajo la mentalidad de crecimiento busca escalar a las empresas de una manera orgánica a través de la adecuada formulación de estrategias, de objetivos, análisis de métricas y propósitos.

En este punto es muy importante empezar con un product market fit, que, si bien tiene varias definiciones, se resume en que tu producto, solución o servicio sea tan bueno que realmente las personas te lo quieran quitar de las manos. Teniendo esto, a través de la experimentación y la fijación de objetivos estratégicos se puede pensar en un crecimiento donde todos y cada uno de los miembros del equipo de trabajo estén en función de la escalabilidad. 

¿Cómo conseguir una solución escalable con base en el growth? Si bien existen muchas maneras de lograrlo, la manera más completa de hacerlo es a través de estos cuatro elementos: 

📌 Muy buen producto 📌 Mercado suficientemente grande 📌 Canal específico donde se pueda llegar a ese mercado 📌 Modelo de monetización altamente rentable 

Para una mentalidad growth es importante contar con un equipo que esté obsesionado y enfocado en el crecimiento de la compañía, lo mejor es tener una persona especializada con capacidades para analizar estos procesos de growth. 

Por otro lado, los canales son las herramientas más importantes para tener un crecimiento escalable, hay aproximadamente en promedio unos 19 canales en los que debemos experimentar y reconocer cuales son las que nos generan mayores beneficios, sobre todo en la parte inicial entre MVP y Product Market Fit. 

En la medida que se crece, se debe encontrar ese canal que nos va a diferenciar y que si se focalizan todos los esfuerzos, se logrará una escalabilidad adecuada. Todo emprendimiento que realmente quiera escalar debe encontrar a la persona adecuada que esté totalmente enfocada en el crecimiento con una mentalidad growth teniendo para ello tres componentes principales: 

📌 Definir el plan de crecimiento de la empresa 📌 Coordinar y ejecutar programas de crecimiento 📌 Optimizar el embudo de ingresos 

Ahora, lo primordial para el growth manager es conocer las métricas, indicadores, OKR y KPI de cada uno de los miembros del equipo de trabajo quienes están integrados bajo esa misma mentalidad, pero con un liderazgo y accionar estructurado. 

Claramente los indicadores a analizar deben estar enfocados tanto en lo interno como en lo externo, no hay que olvidarse de los clientes, del embudo de ventas, de mantener una conexión con el mercado que es, al final del día, lo que genera un crecimiento escalado.

«Nuestro propósito es hacer el mundo más accesible»

Álvaro Silberstein y Camilo Navarro, Cofundadores de Wheel the World

Hoy, 1 de marzo, se celebra desde 2013 el Día para la Cero Discriminación y Inclusión con el objetivo de demostrar que nadie debe ser discriminado sobre la base de su género, raza, edad, discapacidad, origen étnico, sexo, orientación sexual, religión, idioma, condición de salud, entre otras.

Para enfrentar estos desafíos, en 2015 todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron 17 Objetivos como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la cual se establecen planes que van en esta línea de poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas en todo el mundo.

Actualmente se está progresando en muchos aspectos, pero sin embargo las medidas encaminadas a lograr los objetivos todavía no avanzan a la velocidad necesaria, por lo que el rol que están tomando las empresas para afrontar estos desafíos se tornan muy relevantes.

Es el caso de Wheel the World emprendimiento creado por Álvaro Silberstein y Camilo Navarro quienes desarrollan experiencias inclusivas en lugares turísticos del mundo para personas con y sin discapacidad.

Sobre el valor que les entrega a las organizaciones tener políticas en esta dirección, Álvaro Silberstein, CEO de Wheel the World, aseguro que esto más que una responsabilidad es una oportunidad. “Existe un billón de personas en el mundo que tiene discapacidad y si las empresas abordan en que sus organizaciones, comunicación de marca, productos y servicios están pensados en que también puedan impactar a este segmento de la población significa que tendrán acceso a más talento, mejor lealtad de marca y que más personas puedan ocupar sus productos y servicios. Es una oportunidad de hacer más negocios y empresas” afirma. 

Si bien en Chile ha cambiado la visión que se tenía sobre estos temas y las personas y organizaciones cada vez tienen más conciencia de que hay que abordar la inclusión y accesibilidad en todo aspecto, aún falta mucho por hacer. 

Desde Wheel the World además de su propuesta de valor, están tratando de generar un cambio de mentalidad que empuje a que las personas con discapacidad saquen la mejor versión de ellos mismos. “Hemos permitido que personas encuentren trabajo, gran parte de nuestra comunicación va dirigida en apoyar a nuestro objetivo. Nuestro propósito es hacer el mundo más accesible”, asegura Álvaro, Cofundador de la empresa. 

Para las organizaciones, la inclusión cada vez tiene un rol más protagónico. Para Álvaro un consejo importante sería centrarse en el slogan de “nada de nosotros sin nosotros”, que surgió en California donde las personas protestaban debido a que querían mayor accesibilidad y ser más considerados en la sociedad. En relación a esto, Álvaro propone que las empresas “partan investigando quiénes de la organización tienen discapacidad y que ellos mismos dicten las políticas o iniciativas que vuelvan a esta empresa más inclusiva y accesible. Si no tienen a nadie, bueno, partan contratando a uno y con el aprendan a ver cómo ir mejorando y preparándose para los siguientes pasos, esto es un proceso” asegura. 

El Día de la Inclusión y Cero Discriminación es una gran oportunidad para tomar conciencia sobre cómo participar en pos de esta realidad. Nadie debe ser discriminado por lo que el rol de las organizaciones tanto públicas como privadas debe ser proactivo para generar un movimiento imparable que impulse las transformaciones de #altoimpacto necesarias.

Conoce más de este gran emprendimiento en https://gowheeltheworld.com/es/ 

Sostenibilidad en tiempos de pandemia: cómo estamos preparados para afrontar este desafío

El próximo jueves 28 de enero es el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de Dióxido de Carbono, fecha creada por las ONU para tomar conciencia sobre el cuidado del planeta. 

Bajo este contexto, si bien la pandemia ha sido una catástrofe humanitaria y económica, entre otras, ha sido una pausa positiva para el medioambiente. La Agencia de Energía Internacional (EIA) estimó que en el 2020 el mundo usó un 6% menos de energía. Mientras que la NASA detectó desde el espacio la disminución de gases contaminantes en la atmósfera y caídas de entre el 20% y el 30% de las emisiones de dióxido de nitrógeno. Estos resultados hacen que el 2020 y por consecuencia del coronavirus, sea el año con la mayor caída en la emisión de CO2 de la que se tenga registro en la historia. 

Si hacemos una radiografía a nivel nacional respecto a sostenibilidad, Chile se encuentra ubicado como líder de la región ya que logró el primer lugar de América Latina en el ranking de Desarrollo Sostenible 2020, trabajo liderado por el economista Jeffrey Sachs y publicado por la Universidad de Cambridge, que analizó el avance de los países respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenibles. 

Esta posición en parte se debe a la visión y valores que están teniendo los emprendimientos. Para Gonzalo Muñoz, Cofundador de TriciClos, “Chile es un país que ha sido ejemplar en promover esta lógica de emprendimiento con propósito, con impacto más allá del financiero o laboral que son las métricas tradicionales. En esto somos un país vanguardista ya que cada vez hay más que tienen ese acento de sostenibilidad”, asegura el Champion de la COP25.

Sin embargo, pese a estas buenas noticias, aún falta mucho para lograr los objetivos planteados en el Acuerdo de Paris y la Agenda 2030, acuerdos a los que Chile está suscrito, y por lo que se requiere aún más esfuerzos tanto del sector público como privado.

Para Verónica de la Cerda, CEO de TriciClos, un buen instrumento para que se generen sinergias son los acuerdos de producción limpia donde privados y el sector público se comprometen en pos de un propósito común. “Si bien hay bastantes, aún se puede avanzar mucho más. Existen muchas trabas para avanzar hacia una economía circular que están en leyes obsoletas y barreras normativas que complican el fomento del desarrollo de la sostenibilidad. Se requiere del sector público no solo para crear incentivos ni penalizaciones, sino que también para ajustar el marco normativo de la nueva realidad en la que estamos”, asegura. 

En línea con este propósito, en medio de la pandemia se lanzó el programa Race to Zero de la mano de Gonzalo Muñoz y Nigel Topping, Champion de la COP26, que busca alcanzar carbono neutralidad para 2050 mediante una colaboración público-privada a través de todas las instituciones, el mundo empresarial, las administraciones locales, universidades, entre otras, para trabajar colaborativamente y sumarse al compromiso.

Sobre los desafíos que tiene el país en materia de sostenibilidad, para Gonzalo la centralización es uno de los temas más relevantes a tratar. “Hay que llevar más de esta capacidad emprendedora, de progreso y desarrollo a las regiones de forma tal que se generen núcleos potentes a lo largo de todo Chile y no se perciba que en realidad si no tienes una pata en Santiago la cosa se te hará más difícil. Organizaciones como Endeavor que tienen repartidos a líderes del emprendimiento por todo el territorio nacional tienen un rol super importante en contribuir a esto”, asegura.

Por su parte, Verónica comenta que “es clave entender que la sostenibilidad es un buen negocio y que permitirá que tu empresa perdure en el tiempo”.

¿Cómo se pone en práctica eso?, para Verónica es fundamental que las organizaciones “se midan, se asesoren, se hagan las preguntas correctas y concienticen acerca del modelo de negocio que tienen, su logística, y la cadena de valor completa para ver dónde están los espacios de mayor impacto negativo, así como también las oportunidades de crear mayor impacto positivo. Así se puede ver el mayor potencial para ir construyendo una legitimidad o sostenibilidad en el tiempo para tu negocio” asegura. 

Si el 2020 nos enseñó a producir lo mismo reduciendo movimientos y consumo energético, en 2021 hay que aprender a producir más con menos y a no dejar más huella para conseguir un futuro más respetuoso donde las organizaciones vean las mejoras sociales y medioambientales no solo como estrategias empresariales, sino como oportunidades de contribuir con el mundo.